alta en el régimen de autónomos

¿Qué necesito para darme de alta en el régimen de autónomos?

Para cualquier alma valiente que se aventura en el mundo empresarial, las labores diarias de su negocio son el epicentro de su universo. Pero hay un trámite que es común a todos los emprendedores que tendrán que hacer antes o después. Un punto de partida: La solicitud de alta en el régimen de autónomos. O lo que es lo mismo, en la Seguridad Social.

En este post nos sumergimos en la importancia de este proceso. Para cada emprendedor, el alta en la Seguridad Social marca el inicio oficial de su travesía empresarial.

Acompáñanos mientras exploramos los detalles de este trámites, brindándote la información esencial para asegurar que tu alta sea un comienzo sólido.

 

Altas en la Seguridad Social: Paso a paso

 

  1. Recopilación de Documentación:

Antes de sumergirte en el proceso de altas en la Seguridad Social, es fundamental contar con la documentación correcta y en vigor. Este primer paso sienta las bases para un proceso sin contratiempos: DNI, NIE o pasaporte. y en el caso de ciudadanos extranjeros que tengan la residencia en España por matrimonio con un español: el libro de familia o el certificado de matrimonio.

Si aún no has tenido ninguna experiencia laboral, tendrás que obtener el número de afiliación a la Seguridad Social acudiendo a la Tesorería General de la Seguridad Social

 

  1. Rellenar el Modelo TA0521:

El Modelo TA0521 es un documento fundamental para gestionar las altas en el régimen especial de autónomos. Aquí te detallamos los pasos para completarlo de manera efectiva:

    • Datos principales del autónomo: Ingresa la información personal: nombre completo, número de identificación, fecha de nacimiento y dirección.
    • Datos de Cotización: Especifica la base de cotización y la categoría profesional donde quieres darte de alta. La base de cotización es la cantidad sobre la cual se calculan las cotizaciones sociales y puede variar según el tipo de contrato y las características del empleado.
    • Categoría Profesional: Indica los datos relativos a la actividad profesional como trabajador, como por ejemplo, si se trata de un técnico, administrativo, o directivo. Deberás indicar no solo el nombre de la actividad profesional sino el código correspondiente del epígrafe I.A.E (Impuesto de Actividades Económicas).
    • Tipo de Alta: Especifica si se trata de un alta inicial, una reanudación de actividad después de una baja o cualquier otra circunstancia particular.
    • Elección de una mutua o entidad gestora, por la que opta para cubrir el riesgo por enfermedad profesional y accidente de trabajo. Desde 2007, todos los autónomos tienen la obligación de cubrir estas contingencias, además de la incapacidad temporal, con una mutua.
    • Fecha de Efectos: Indica la fecha en la que el alta se llevará a cabo y comenzará a estar activo en la Seguridad Social. Asegúrate de que esta fecha sea precisa para evitar problemas en futuras auditorías.
    • Datos bancarios: para la domiciliación de cuotas

 

3. Firma y Presentación:

Una vez que hayas recopilado y verificado todos los documentos necesarios, el siguiente paso es la presentación digital a través de la sede electrónica de la Seguridad Social . Desde el 2018 todos los trabajadores tienen la obligación de gestionar por vía electrónica todos los trámites relacionados con la afiliación, la cotización y la recaudación de cuotas. Incluye la recepción, por  comparecencia en la SEDESS, de las notificaciones y comunicaciones de la Tesorería General de la Seguridad Social.

En el caso de la inscripción como empresario, tendrá que rellenar el modelo TA.6 y presentar el documento emitido por Hacienda con el Número de Identificación Fiscal en el que conste la Actividad Económica de la Empresa.

Por otro lado, cuando la actividad llega a su fin y es hora de cerrar el negocio, la baja en la Seguridad Social se convierte en un capítulo necesario y aunque el proceso es más sencillo, es también fundamental cumplirlo. En el próximo post te contamos cómo realizarlo.