baja como autónomo

Cómo y cuándo tramitar la baja como autónomo en la Seguridad Social

La vida como trabajador autónomo implica no solo dedicarse a la actividad laboral en sí, sino también gestionar una serie de trámites administrativos cruciales. Entre ellos, uno de los procesos más significativos son los trámites de alta y baja como autónomo en la Seguridad Social.

En el post anterior te contamos cómo realizar el proceso de alta. Hoy, en este post, te vamos a contar el proceso final: la baja como autónomo.

Procedimiento de Baja Como Autónomo en la Seguridad Social:

Al emprender el proceso de baja como autónomo en la Seguridad Social, aparentemente sencillo, es crucial tener en cuenta diversos aspectos. Esto abarca desde comprender los efectos concretos de la baja hasta conocer los plazos establecidos y la documentación necesaria para llevar a cabo la gestión de manera efectiva. Es fundamental abordar este procedimiento con atención a los detalles para garantizar una transición fluida y cumplir con todos los requisitos pertinentes.

1. Efectos de la Baja:

La baja como autónomo en la Seguridad Social no es simplemente un acto administrativo; tiene implicaciones concretas en los derechos y obligaciones del trabajador. La baja produce efectos desde el cese en la prestación de los servicios por cuenta propia. Es esencial entender que la solicitud de baja no solo marca el fin de la relación laboral, sino que también extingue la obligación de cotizar desde el mismo día del cese en el trabajo.

En casos en los que la baja se solicite fuera de plazo, la obligación de cotizar se extingue el día en que la Tesorería General de la Seguridad Social tenga conocimiento del cese en el trabajo. Además, si la baja es cursada de oficio por la Tesorería General de la Seguridad Social, la obligación de cotizar se extinguirá desde el mismo día en que se haya llevado a cabo la actuación inspectora o se hayan recibido los datos o documentos que acrediten el cese en el trabajo.

 

2. Plazos:

Tienes que solicitar la baja al finalizar tu actividad profesional. En todo caso, puedes programarla con una antelación máxima de 60 días. Si ya has cesado en tu actividad dispones de un plazo de 3 días para tramitarla; Si comunicas la baja más tarde, se considerará que la fecha de baja será el último día del mes de la finalización de la actividad. Al final de mes solo te cargarán la parte de la cuota que corresponda hasta el día de efectos de la baja.

Además, si estás dado de alta en la Agencia Tributaria tendrás que comunicar tu baja desde la misma fecha presentando el modelo 036 ò 037. Para más información, accede a Modelos 036 y 037.

 

3. Cómo realizar la baja de autónomo:

Paso 1: la baja en Hacienda

El primer paso para gestionar la baja como autónomo por internet implica acceder al sitio web de la Agencia Tributaria https://sede.agenciatributaria.gob.es/. dirígete a la sección denominada «Todos los trámites» y, dentro de esta, localiza la categoría «Censos, NIF y domicilio fiscal». Una vez dentro, selecciona la opción «Censos» y, en la lista desplegable, elige «Modelos 036 y 037«. Estos modelos son los mismos utilizados para darse de alta como autónomo. La búsqueda de estos modelos se realiza en la casilla correspondiente utilizando la herramienta de búsqueda dentro de la sede electrónica de la Agencia Tributaria

Como recomendación, elige siempre que puedas el modelo 037, será la forma más simple y directa. Inicia sesión utilizando tu DNI-e, clave PIN o certificado digital, este último siendo obligatorio para los autónomos. Rellena el formulario con atención especial a la casilla «Fecha de cese de actividad» (152) y la casilla «Cese de actividades empresariales y profesionales» (152).

Paso 2: baja en la Seguridad Social

Después de completar el proceso de baja en el censo de actividades económicas y obtener el certificado correspondiente, será el momento de solicitar la baja como autónomo en la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS). Este paso marca el cese de la actividad como trabajador por cuenta propia y la suspensión de los pagos de la cuota de autónomo. Sin embargo, es importante tener en cuenta posibles obligaciones fiscales adicionales en casos especiales.

Lo podrás hacer fácilmente desde la web www.seg-social.es. Accede al apartado «Lo más visitado», selecciona «Vida laboral» y luego «Servicios con certificado digital». Dentro de estos servicios, elige «Solicitud de baja en el Régimen Especial de Trabajadores por cuenta propia o autónomos«. Al llegar al paso 4, autentica tu acceso con certificado digital, DNI electrónico o Cl@ve PIN, y confirma la información requerida, como el domicilio actual, la actividad realizada según el IAE, la fecha de cese de actividad (coincidente con la indicada en el modelo 037 ò 036), y la provincia. Después de completar estos pasos, confirma la solicitud y al pulsar «Confirmar», se generará un documento PDF, el cual debes conservar como comprobante de la solicitud.

 

4. Alternativas para el cese parcial de una actividad

Si has registrado más de una actividad por cuenta propia en la Tesorería General de la Seguridad Social, puedes gestionar la finalización de cualquiera de ellas mediante el servicio de Comunicar fin de actividades. Esta acción no resultará en tu baja del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos, siempre y cuando sigas llevando a cabo las demás actividades por cuenta propia.

 

5. ¿Se puede optar a paro al darse de baja como autónomo?

La Ley 35/2014 establece el carácter voluntario de la cobertura por cese de actividad para los trabajadores autónomos a partir del 1 de enero de 2015. Esta cobertura se refiere a la protección frente a situaciones en las que el trabajador autónomo se ve obligado a cesar su actividad.

En caso de que tu cese como autónomo se deba a razones económicas, técnicas, productivas u organizativas, causas de fuerza mayor, pérdida de licencia administrativa, violencia de género, divorcio o acuerdo de separación matrimonial, serás elegible para recibir el beneficio por desempleo para autónomos. Sin embargo, si la baja es voluntaria, no podrás acceder a esta prestación.

Los trabajadores autónomos que deseen contar con esta cobertura deben formalizar su opción ante la mutua colaboradora de la Seguridad Social que cubra las contingencias comunes en el momento de su alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA). La opción entrará en vigor en el momento de su alta.

Es importante destacar que, si el trabajador autónomo decide rechazar la cobertura por cese de actividad, esta decisión debe formalizarse antes del 1 de octubre de cada año. En este caso, la renuncia entrará en vigor a partir del 1 de enero del año siguiente.

La protección por cese de actividad es un respaldo financiero destinado a los trabajadores autónomos que se hallan legalmente en una situación de cese de su actividad laboral. Este cese puede ser tanto permanente como temporal, pero debe ser total.

Este beneficio incluye el pago de una prestación económica mensual, así como las cotizaciones a la Seguridad Social por contingencias comunes. Es necesario contar con un período mínimo de doce meses consecutivos de cotización por cese de actividad justo antes de la situación legal de cese, incluyendo el mes en que ocurrió el hecho que provocó dicho cese. También se requiere estar en una situación jurídica de cese de actividad.

Además, se debe comprometer a realizar acciones de formación, orientación profesional y promoción empresarial a las que sea convocado para mantener la prestación. Se exige estar por debajo de la edad ordinaria de jubilación, a menos que no se cumpla con el período de cotización necesario. Y por último, no deben existir incompatibilidades según lo estipulado en la Ley 32/2010, de 5 de agosto.

Como ves. el proceso de baja como autónomo no es difícil y además otorga distintas posibilidades en cuanto al cierre de actividades parciales como de acogerse al paro de autónomos. Aun así, pasar el proceso en solitario te puede hacer perder oportunidades que, con la ayuda de expertos no sucedería, desde evitar pagos de cuotas por no cumplir los plazos a conocer las posibilidades para acogerse a ayudas. Si quieres saber todo en lo que desde Tutoría Empresarial podemos ayudarte, ponte en contacto con nosotros a través de la web o por teléfono y te ayudaremos.