maternidad irpf

Deducción por maternidad: beneficios y requisitos

Desde el 1 de enero de 2023, las madres en España tienen la posibilidad de beneficiarse de una deducción por maternidad, proporcionando un significativo alivio económico a las familias con hijos menores de tres años. Este beneficio fiscal es una medida esencial diseñada para apoyar a las familias en las primeras y a menudo costosas etapas de crianza. En este artículo, analizaremos detalladamente en qué consiste esta deducción, quiénes tienen derecho a recibirla, las cuantías específicas que pueden deducirse y los procedimientos necesarios para hacerla efectiva. Además, exploraremos cómo maximizar este beneficio y proporcionaremos consejos prácticos para asegurarse de que todas las familias elegibles puedan aprovechar al máximo esta valiosa oportunidad fiscal, contribuyendo así a mejorar su bienestar financiero y facilitar la conciliación familiar.

 

¿En qué consiste este beneficio?

La deducción por maternidad es una reducción de la cuota diferencial del IRPF, disponible desde la declaración de 2015. Desde 2018, incluye un incremento por gastos de guardería o centros de educación infantil autorizados. Esta deducción es aplicable independientemente de si la cuota diferencial es positiva, negativa o cero.

 

¿Cómo hacer efectiva la deducción?

Puedes hacer efectiva esta deducción de varias maneras:

    1. Presentando la declaración de IRPF:
      • Si tu cuota es positiva, resta el importe de la deducción y paga o solicita la devolución de la diferencia.
      • Si tu cuota diferencial es cero o negativa, solicita la devolución que resulta de tu declaración.
    2. Solicitando el abono anticipado:
      • Si optas por el abono anticipado, no podrás deducir el importe de la cuota diferencial del IRPF, pero debes declararlo.

 

¿A quién corresponde esta deducción?

Esta deducción está destinada a mujeres con hijos menores de tres años que cumplan ciertos requisitos:

    • Al momento del nacimiento:
      • Percibir alguna prestación contributiva o asistencial del sistema de protección de desempleo.
      • Estar dadas de alta en el régimen correspondiente de la Seguridad Social o mutualidad.
    • En cualquier momento posterior al nacimiento:
      • Estar dadas de alta en el régimen correspondiente de la Seguridad Social o mutualidad con un mínimo de 30 días cotizados.

Excepciones: No se aplica si alguno de los progenitores percibe el complemento de ayuda para la infancia del ingreso mínimo vital, salvo si tenían derecho a este antes del 1 de enero de 2023.

Otros beneficiarios incluyen:

    • Ambos progenitores del mismo sexo.
    • El padre o tutor en caso de fallecimiento de la madre.
    • El padre o tutor con guarda y custodia exclusiva.

 

Importe de la deducción

El importe máximo es de 1.200 euros anuales por cada hijo, calculado proporcionalmente al número de meses en que se cumplan los requisitos. Si te das de alta en la Seguridad Social después del nacimiento, la cuantía de la deducción se incrementará en 150 euros el mes que alcances el mínimo de 30 días cotizados.

 

Abono anticipado de la deducción

Puedes solicitar el abono anticipado del importe correspondiente sin incluir el incremento adicional por gastos de guardería. Para ello, presenta el modelo 140:

    • Solicita el abono anticipado indicando tu NIF y el de tus hijos.
    • Comunica variaciones que afecten el cobro anticipado en un plazo de 15 días naturales.

Si el abono anticipado supera la deducción a la que tienes derecho, deberás regularizarlo en la declaración del IRPF.

 

Incremento por gastos de guardería o centros de Educación Infantil

Uno de los componentes más destacados de la deducción por maternidad es el incremento aplicable por los gastos de guardería o centros de educación infantil autorizados. Este incremento puede representar una ayuda adicional significativa para las familias que incurren en estos gastos esenciales.

¿Qué gastos son elegibles?

El incremento de la deducción se puede aplicar si has pagado por la custodia de tu hijo en guarderías o centros de educación infantil autorizados. Los gastos elegibles incluyen:

    • Preinscripción: Los costos asociados con la inscripción inicial en la guardería.
    • Matrícula: Los pagos efectuados por la inscripción anual o semestral.
    • Asistencia: Los costos diarios por la asistencia del niño, tanto en el horario general como en el horario ampliado.
    • Alimentación: Los gastos por los servicios de comedor que ofrece la guardería o centro infantil.

Condiciones para aplicar el incremento

Para que estos gastos sean considerados en la deducción, deben cumplir ciertas condiciones:

    • Pagos por meses completos: Los gastos deben corresponder a meses completos. Es decir, no se consideran los pagos parciales o por días sueltos.
    • No considerados rendimientos del trabajo en especie exentos: Los gastos no deben ser reembolsados como parte de los rendimientos del trabajo en especie que estén exentos de impuestos.

Cuantía del incremento

El incremento por gastos de custodia puede llegar hasta un máximo de 1.000 euros adicionales por cada hijo menor de tres años. Este importe se suma a la deducción básica de 1.200 euros anuales, lo que puede resultar en un alivio fiscal considerable.

Aplicación del incremento en el año en que el niño cumple tres años

En el año en que tu hijo cumple tres años, aún puedes beneficiarte del incremento por gastos de guardería. En concreto, puedes aplicar la deducción incrementada por los gastos incurridos hasta el mes anterior a que el niño comience el segundo ciclo de educación infantil. Esto permite que las familias continúen recibiendo apoyo fiscal por los gastos de custodia incluso después de que el niño haya alcanzado los tres años, siempre y cuando estos gastos se sigan produciendo hasta el inicio del siguiente ciclo educativo.

Ejemplo práctico: Imagina que tu hijo cumple tres años en marzo. Podrás aplicar el incremento de la deducción por los gastos de guardería que incurras hasta agosto, si el segundo ciclo de educación infantil comienza en septiembre. Esto asegura que se maximice el beneficio fiscal durante todo el período en el que se generan gastos de custodia.

Cómo hacer efectiva la deducción

Para aplicar este incremento en tu deducción por maternidad, deberás incluir los gastos de guardería en tu declaración de la renta. Es fundamental conservar todos los justificantes de pago y los recibos emitidos por la guardería o centro de educación infantil, ya que podrían ser solicitados por la Agencia Tributaria para verificar la elegibilidad de los gastos.

En resumen, el incremento por gastos de guardería o centros de educación infantil es una parte valiosa de la deducción por maternidad, proporcionando un apoyo económico adicional a las familias que invierten en la custodia de sus hijos pequeños. Aprovechar esta deducción de manera efectiva puede significar un ahorro considerable, ayudando a aliviar la carga financiera que conlleva la crianza en los primeros años de vida.