En qué consiste una inspección de trabajo

¿En qué consiste una inspección de trabajo?

 

¿Se enfrenta tu empresa a una inspección de trabajo? En este artículo os vamos a contar qué es y en qué consiste una inspección de trabajo, qué aspectos se analizan en ella o como se realizan, entre otras cosas. Si quieres estar preparado ante una inspección, llámanos y desde Tutoría Empresarial nos pondremos a trabajar juntos.

 

¿Qué es la inspección de trabajo y seguridad social?

 

La Inspección de Trabajo es un organismo fundamental en el ámbito laboral que tiene como objetivo principal garantizar el cumplimiento de la normativa en el orden social. Está regida por la Ley 23/2015, de 21 de julio, la cual ordena el Sistema de Inspección de Trabajo y Seguridad Social en España. Esta ley confiere a la Inspección la responsabilidad de vigilar el cumplimiento de una amplia gama de normativas que abarcan aspectos laborales, de prevención de riesgos laborales, de Seguridad Social, protección social, colocación, empleo, formación profesional, entre otros.

Dentro de sus competencias, la Inspección de Trabajo y Seguridad Social realiza funciones de asesoramiento, asistencia técnica y, en ciertos casos, de conciliación, mediación y arbitraje. Su objetivo principal es el de garantizar el cumplimiento de las normativas establecidas para proteger los derechos de los trabajadores, asegurar condiciones laborales seguras y promover un ambiente laboral justo y equitativo.

Además, la Inspección de Trabajo desempeña un papel crucial en la supervisión de aspectos como la igualdad de trato y oportunidades en el empleo, la no discriminación laboral, la regularización de migrantes en el ámbito laboral y la prevención de la explotación laboral, entre otros aspectos relevantes en el entorno laboral y social.

La Inspección de Trabajo y Seguridad Social juega un papel fundamental en la protección de los derechos laborales y la seguridad en el trabajo. Su labor de vigilancia, control y aplicación de la normativa en el ámbito laboral y de la Seguridad Social contribuye directamente a asegurar condiciones laborales justas, seguras y equitativas para todos los trabajadores. A continuación, veremos más en detalle qué es y sobre qué se centran las inspecciones de trabajo.

 

¿Qué aspectos se analizan en una Inspección de Trabajo?

 

Durante una inspección de trabajo, los inspectores multitud de aspectos relacionados con el cumplimiento de las normativas laborales y de seguridad social. Estos aspectos revisados abarcan desde condiciones laborales básicas hasta aspectos específicos de seguridad y protección social. A continuación, detallamos algunos de los más comunes:

1. Condiciones Contractuales:

      • Verificación de la existencia y adecuación de contratos laborales según la normativa vigente.
      • Revisión de cláusulas relacionadas con jornada laboral, descansos, vacaciones, salario mínimo y otros aspectos contractuales.
      • Comprobación del registro de jornada laboral para garantizar el cumplimiento de horarios y descansos establecidos.

2. Salud y Seguridad en el Trabajo:

      • Inspección de medidas de prevención de riesgos laborales según la actividad económica y normativas específicas.
      • Evaluación de equipos de protección individual (EPIs) y su uso adecuado por parte de los trabajadores.
      • Revisión de condiciones ergonómicas y medidas para prevenir lesiones por movimientos repetitivos u otras causas.

3. Condiciones del Entorno Laboral:

      • Verificación de condiciones higiénicas y sanitarias en los lugares de trabajo.
      • Inspección de áreas comunes, como comedores y servicios, para garantizar condiciones salubres.
      • Evaluación de la ventilación, iluminación y temperatura en los espacios laborales.

4. Protección de Grupos Vulnerables:

      • Control del cumplimiento de normativas específicas para proteger a trabajadores menores de edad o personas con discapacidad.
      • Verificación de condiciones laborales adaptadas para grupos vulnerables, como mujeres embarazadas o trabajadores con riesgo de exposición a agentes nocivos.

5. Cumplimiento de Normativas Específicas:

      • Revisión del cumplimiento de normativas sectoriales y específicas para determinadas actividades económicas (construcción, industria, servicios, etc.).
      • Evaluación del uso de productos químicos, maquinaria y herramientas conforme a las normativas de seguridad correspondientes.

6. Cotizaciones a la Seguridad Social:

      • Comprobación del correcto registro y pago de cotizaciones a la Seguridad Social por parte de los empleadores.
      • Verificación de la afiliación y situación de trabajadores en el sistema de seguridad social.

7. Condiciones de Trabajo a Distancia:

      • Adaptación de la inspección para evaluar condiciones laborales en modalidades de trabajo a distancia o teletrabajo.
      • Verificación de medidas para garantizar la seguridad y bienestar de trabajadores que realizan sus funciones fuera de las instalaciones físicas de la empresa.

8. Cumplimiento de Normativas Laborales Generales:

      • Evaluación del respeto a los derechos fundamentales de los trabajadores, como la igualdad de género, la no discriminación, la libertad sindical y condiciones de trabajo justas y equitativas.
      • Control del cumplimiento de normativas relativas a despidos, contratación temporal, periodos de prueba y otros aspectos laborales fundamentales.

Estos aspectos representan solo una parte de todo lo que puede revisarse durante una inspección de trabajo, ya que cada situación puede requerir un enfoque específico según las actividades de la empresa y las normativas aplicables. La inspección busca asegurar el cumplimiento normativo y proteger los derechos de los trabajadores en diferentes aspectos de su vida laboral.

Inspecciones periódicas e Inspecciones Especiales

Las Inspecciones de Trabajo no se limitan ser trámites de rutina únicamente, sino que también se llevan a cabo inspecciones especiales en situaciones específicas que requieren una atención particular. Estas inspecciones especiales se enfocan en áreas sensibles que pueden afectar significativamente los derechos laborales y la seguridad en el trabajo. Algunos ejemplos de inspecciones especiales incluyen:

Accidentes laborales graves:

      • Ante la ocurrencia de accidentes laborales graves, la Inspección interviene para investigar las circunstancias que llevaron al accidente. El objetivo es determinar si hubo incumplimientos normativos en materia de seguridad laboral que pudieron haber contribuido al accidente y tomar medidas correctivas para evitar situaciones similares en el futuro.

 

Acoso laboral y discriminación:

      • Las denuncias de acoso laboral, discriminación o cualquier tipo de trato injusto en el ámbito laboral son tomadas seriamente por la Inspección. Se realizan investigaciones exhaustivas para verificar estas denuncias y se aplican medidas correctivas según lo establecido por la ley.

 

Trabajo infantil y protección de colectivos vulnerables:

      • La Inspección también se enfoca en la protección de colectivos vulnerables, como menores de edad y personas con discapacidad, frente a situaciones de explotación laboral o condiciones de trabajo no adecuadas para su bienestar. Se realizan inspecciones específicas en sectores donde existe un mayor riesgo de trabajo infantil o vulneración de derechos.

Estas inspecciones especiales demuestran el compromiso de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social en abordar situaciones críticas que afectan los derechos fundamentales de los trabajadores y promover entornos laborales justos y seguros para todos.

 

¿Quién realiza las inspecciones?

 

Las inspecciones laborales son realizadas por funcionarios pertenecientes al Cuerpo Superior de Inspectores de Trabajo y Seguridad Social, así como por funcionarios del Cuerpo de Subinspectores Laborales. Estos profesionales son pieza clave en la garantía del cumplimiento de la normativa laboral y de seguridad social en España.

De acuerdo con la Ley 23/2015, los Inspectores de Trabajo y Seguridad Social tienen competencias específicas en diversos ámbitos, tales como relaciones laborales, prevención de riesgos laborales, Seguridad Social, empleo y migraciones, entre otros. Su labor se extiende a la asistencia técnica y al asesoramiento a empresas y trabajadores en materia de cumplimiento normativo.

Por su parte, el Cuerpo de Subinspectores Laborales se divide en dos Escalas especializadas: la Escala de Empleo y Seguridad Social y la Escala de Seguridad y Salud Laboral. Los Subinspectores de la primera Escala tienen competencias relacionadas con empleo, Seguridad Social, trabajo de extranjeros y supervisión de modalidades contractuales. Mientras tanto, los Subinspectores de la Escala de Seguridad y Salud Laboral se enfocan en la prevención de riesgos laborales, ejecución de programas de actuación preventiva y asesoramiento en materia de seguridad y salud en el trabajo.

Es importante destacar que, además de estos funcionarios, algunas Comunidades Autónomas pueden habilitar a técnicos en prevención de riesgos laborales como colaboradores de la Inspección en temas específicos de prevención laboral. Esta colaboración fortalece las labores de supervisión y garantiza un enfoque integral en materia de seguridad y salud en el trabajo.

 

¿Quién puede solicitar la actuación de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social?

 

La acción de denuncia del incumplimiento de la legislación social es pública y puede ser realizada por diversas personas e instituciones. Aquí te detallo quiénes tienen la facultad de solicitar la actuación de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social:

1. Cualquier persona: Todas las personas que tengan conocimiento de hechos que puedan constituir infracciones en materia laboral, seguridad y salud laboral, Seguridad Social, empleo, entre otros ámbitos, tienen el derecho de presentar denuncia ante la Inspección. Esta facultad no se limita únicamente a quienes estén directamente afectados por las supuestas infracciones, sino que se extiende a cualquier individuo que tenga información relevante.

2. Empresarios y trabajadores: Tanto los empleadores como los trabajadores y sus representantes legales pueden solicitar la actuación de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social. Esto es especialmente importante cuando se presentan situaciones que afectan directamente a las condiciones laborales, la seguridad en el trabajo o el cumplimiento de las normativas sociales y laborales.

3. Colaboradores técnicos en prevención de riesgos laborales: Las Comunidades Autónomas tienen la facultad de habilitar a funcionarios públicos y técnicos en prevención de riesgos laborales para colaborar con la Inspección en materia de prevención de riesgos laborales. Estos colaboradores desempeñan un papel importante en la vigilancia y promoción de la seguridad y salud en el trabajo.

 

¿Dónde y cómo se solicita la actuación de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social?

 

La solicitud de actuación de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social puede realizarse de varias formas, con el objetivo de facilitar el acceso y la comunicación para denunciar posibles infracciones laborales. Aquí te detallo cómo se puede llevar a cabo:

1. Presentación presencial: Los interesados pueden dirigirse personalmente a los registros de las Inspecciones Provinciales de Trabajo y Seguridad Social, así como a las Áreas o Dependencias Provinciales de Trabajo y Economía Social. También se pueden acudir a las unidades correspondientes de las Comunidades Autónomas y a las administraciones locales que tengan convenios para este fin.

2. Presentación telemática: A través de la Sede Electrónica del Ministerio de Trabajo y Economía Social, se pueden realizar denuncias de forma online. En esta plataforma se encuentran los formularios y trámites necesarios para presentar la denuncia de manera digital.

3. Presentación por vía postal: Aquellas personas que prefieran enviar la denuncia por correo pueden dirigirla a la oficina correspondiente de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social. Es importante asegurarse de enviarla a la dirección correcta para que sea procesada adecuadamente.

 

Es fundamental que la denuncia contenga información detallada sobre los hechos presuntamente constitutivos de infracción, incluyendo la fecha y el lugar en que se produjo la infracción, la identificación de los presuntamente responsables y cualquier otra circunstancia relevante para la investigación. Además, debe contener los datos de identificación del denunciante y su firma para formalizar el proceso.

El Ministerio de Trabajo y Economía Social ha implementado el «Buzón de lucha contra el Fraude Laboral», un recurso en línea donde los ciudadanos pueden proporcionar información sobre irregularidades laborales sin necesidad de identificarse. Esta comunicación es diferente de una denuncia formal y permite informar sobre posibles fraudes laborales de manera anónima. Las denuncias presentadas a la Inspección de Trabajo y Seguridad Social se mantienen confidenciales para proteger a los denunciantes, y es importante que se conserven los registros de entrega o remisión de la denuncia durante un período de tiempo, generalmente 5 años, según lo establecido en la normativa correspondiente.

 

¿Cómo se realizan las inspecciones y cuáles son las facultades de los funcionarios?

 

La Inspección de Trabajo y Seguridad Social utiliza métodos específicos y cuenta con facultades bien definidas para llevar a cabo sus funciones de supervisión y control del cumplimiento de la normativa laboral y de seguridad social. A continuación, detallo cómo se realizan las inspecciones y las facultades de los funcionarios en el ejercicio de sus funciones:

Métodos de inspección:

    • Visita de inspección: La Inspección puede realizar visitas a los centros o lugares de trabajo sin previo aviso. Estas visitas pueden ser realizadas por un único funcionario o por varios inspectores conjuntamente, y se extienden durante el tiempo necesario para cumplir con los objetivos de la inspección.
    • Requerimiento de comparecencia: En algunos casos, la Inspección puede requerir la comparecencia ante el funcionario actuante de aquellos que estén obligados a ello (empresarios, trabajadores o beneficiarios de prestaciones sociales), con el fin de aportar documentación o realizar aclaraciones pertinentes en las oficinas de la Inspección u otra oficina pública.
    • Comprobación de datos y antecedentes: La Inspección puede realizar verificaciones a través de datos y antecedentes disponibles en las Administraciones Públicas. También puede valorar la información proporcionada por otras Administraciones Públicas de la Unión Europea.

Facultades de los funcionarios:

    • Acceso libre a los centros de trabajo: Los inspectores tienen autorización para entrar libremente y sin previo aviso en cualquier momento a los centros de trabajo, establecimientos o lugares sujetos a inspección, y permanecer en ellos.
    • Requerir información y comparecencia: Pueden requerir información al empresario o personal de la empresa, exigir la comparecencia de diversas personas relacionadas con la empresa y solicitar la presentación de documentación relevante.
    • Realizar inspecciones técnicas: Los inspectores pueden tomar muestras de sustancias, realizar mediciones, obtener fotografías, levantar croquis, y demás actividades técnicas necesarias para su labor inspectora.
    • Adopción de medidas cautelares: En caso necesario, pueden adoptar medidas cautelares para evitar la destrucción, desaparición o alteración de la documentación relevante para la inspección.
    • Solicitar colaboración: Pueden solicitar la colaboración de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad competentes para el desarrollo de sus funciones, cuando sea necesario.

Estas facultades y métodos garantizan que la Inspección de Trabajo y Seguridad Social pueda llevar a cabo sus actividades de forma efectiva y que cumpla con su objetivo de velar por el cumplimiento de la normativa laboral y de seguridad social en los diferentes ámbitos de actividad económica.

¿Cuáles son los centros y lugares de trabajo que pueden ser inspeccionados?

 

La Inspección de Trabajo y Seguridad Social está encargada de supervisar y garantizar el cumplimiento de las normativas laborales en todos los entornos laborales. Esta amplitud garantiza una supervisión integral del cumplimiento de las normativas laborales y sociales en diversos ámbitos y sectores económicos. Por ejemplo, lugares y establecimientos sujetos a inspección por parte de la ITSS, así como los sectores económicos y tipos de establecimientos incluidos en esta vigilancia, son:

  • Empresas y centros de trabajo: La ITSS puede realizar inspecciones en todo tipo de empresas, independientemente de su tamaño o actividad económica. Esto incluye empresas industriales, comerciales, de servicios, agrícolas, ganaderas, entre otras. También se consideran los centros de trabajo de entidades públicas o privadas, así como lugares donde se ejecute la prestación laboral, como oficinas, fábricas, almacenes, y otros similares.
  • Lugares de prestación laboral: Además de las empresas y centros de trabajo, la Inspección puede actuar en locales, viviendas u otros lugares habilitados donde residan, se alojen o puedan permanecer los trabajadores por razón de su trabajo durante los períodos de descanso. Estos lugares deben haber sido puestos a disposición de los trabajadores por el empresario, en cumplimiento de una obligación legal, contractual o convencional.
  • Medios de transporte: Los vehículos y medios de transporte en los que se preste trabajo también están sujetos a inspección. Esto incluye no solo vehículos terrestres como automóviles, camiones y autobuses, sino también trenes, aviones y aeronaves civiles. Asimismo, se consideran las instalaciones y explotaciones auxiliares o complementarias en tierra para el servicio de estos medios de transporte.
  • Buques y puertos: Los buques de pabellón español de la marina mercante y de pesca, ubicados en puertos del territorio español o bajo jurisdicción española, son objeto de inspección. Esto abarca también las instalaciones y explotaciones auxiliares para el servicio de dichos buques que se encuentren en tierra y en territorio español.
  • Emigración e inmigración: La Inspección actúa en puertos, aeropuertos, vehículos y puntos de salida, escala y destino relacionados con los viajes de emigración e inmigración interior.
  • Colaboradores de la seguridad social: Las entidades y empresas colaboradoras en la gestión de la Seguridad Social están sujetas a inspección para garantizar el correcto cumplimiento de las normativas y procedimientos relacionados con la seguridad social y las prestaciones asociadas.
  • Entidades de promoción social: Entidades públicas o privadas que colaboren con las Administraciones Públicas en materia de protección y promoción social también entran en el ámbito de actuación de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.
  • Sociedades cooperativas y laborales: En relación con su constitución, funcionamiento y el cumplimiento de normas laborales asociadas a sus socios trabajadores o de trabajo, las sociedades cooperativas y laborales están sujetas a inspección.

Y más…

 

¿Qué medidas puede adoptar la inspección de trabajo y Seguridad Social?

 

Debes saber que estas inspecciones tienen la facultad de adoptar diversas medidas frente a los incumplimientos de normativas laborales, de seguridad y Seguridad Social. Se trata de medidas fundamentales para garantizar el cumplimiento de la ley y proteger los derechos de los trabajadores. Algunas de las acciones que puede llevar a cabo son:

  1. Advertencias y requerimientos: En casos donde las circunstancias lo permitan y no se deriven perjuicios directos a los trabajadores, la Inspección puede optar por advertir y requerir al sujeto responsable para que cumpla con las normativas establecidas.
  2. Requerimientos de subsanación: La Inspección puede requerir al responsable para que en un plazo determinado adopte medidas que aseguren el cumplimiento de las normativas laborales y de seguridad. Esto puede incluir la subsanación de deficiencias observadas en materia de prevención de riesgos laborales.
  3. Inicio de procedimientos sancionadores: Si los incumplimientos detectados son graves o reiterados, la Inspección puede iniciar un procedimiento sancionador mediante la extensión de actas de infracción. Estas actas documentan las irregularidades encontradas y sirven de base para imponer las sanciones correspondientes.
  4. Requerimientos de pago: La Inspección está facultada para exigir el pago de deudas a la Seguridad Social y para iniciar expedientes liquidatorios por débitos indebidos. Esto garantiza el correcto cumplimiento de las obligaciones en materia de seguridad social y contribuciones.
  5. Paralización de trabajos: En situaciones de incumplimiento grave e inminente de la normativa de prevención de riesgos laborales, la Inspección puede ordenar la paralización inmediata de trabajos o tareas que representen un riesgo para la seguridad o salud de los trabajadores.
  6. Otras medidas correctivas: Además de las acciones mencionadas, la Inspección puede proponer la sustitución de sanciones, instar a la suspensión de prestaciones sociales indebidas, proponer recargos en primas de aseguramiento, entre otras medidas que se deriven de la legislación vigente.

 

 

Sanciones y Recursos

 

En el ejercicio de sus funciones, la Inspección puede imponer sanciones cuando se detectan incumplimientos graves o reiterados de las normativas laborales y de seguridad social. Estas sanciones tienen como objetivo no solo corregir las irregularidades detectadas, sino también disuadir futuros incumplimientos. Algunas de las medidas sancionadoras que puede adoptar la Inspección son:

  • Multas económicas: Las empresas o empleadores que infrinjan las normativas laborales y de seguridad social pueden ser sancionados con multas económicas proporcionales a la gravedad y la reincidencia de la infracción cometida.
  • Clausura temporal o definitiva: En casos extremos donde exista un peligro grave e inminente para la seguridad o salud de los trabajadores, la Inspección puede ordenar la clausura temporal o definitiva de establecimientos o áreas de trabajo hasta que se subsanen las deficiencias.
  • Embargos administrativos: Ante deudas generadas por incumplimientos en el pago de cotizaciones a la Seguridad Social u otras obligaciones, la Inspección puede aplicar embargos administrativos para garantizar el cumplimiento de estas obligaciones financieras.

 

Es importante destacar que las empresas y empleadores tienen derecho a presentar recursos y alegaciones ante las sanciones impuestas por la Inspección. Esto permite que se revisen las decisiones tomadas y se garantice un proceso justo y equitativo para todas las partes involucradas. Los recursos pueden presentarse ante la propia Inspección, así como ante órganos judiciales competentes en materia laboral y de seguridad social.

 

¿Qué otras funciones desempeña la inspección de Trabajo y Seguridad Social?

 

Además de su labor de vigilancia y control, la inspección de Trabajo y Seguridad Social desempeña funciones adicionales que son también importantes para el cumplimiento normativo y la protección de los trabajadores. Entre estas funciones están:

  • Asistencia técnica: La Inspección brinda información y asistencia técnica a empresas y trabajadores en el marco de sus funciones inspectoras. Esto incluye orientación sobre la correcta aplicación de la normativa laboral y de seguridad, así como sobre los derechos y obligaciones de las partes involucradas.
  • Colaboración con entidades: La Inspección colabora con entidades públicas y privadas en materia de protección social, promoción del empleo y seguridad laboral. Esta colaboración contribuye a asegurar un ambiente laboral seguro y justo para todos los trabajadores.
  • Emisión de informes judiciales: Los Inspectores de Trabajo y Seguridad Social pueden emitir informes solicitados por órganos judiciales competentes en el ámbito de sus funciones inspectoras. Estos informes son fundamentales para esclarecer situaciones laborales complejas y respaldar decisiones judiciales.

 

Estas funciones complementarias son clave para promover la cumplimiento normativo en el ámbito laboral, prevenir situaciones de riesgo para los trabajadores y contribuir al desarrollo de relaciones laborales justas y equitativas en el entorno laboral.

Como habrás visto, la labor de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social es crucial para mantener un ambiente laboral seguro, justo y cumplir con las normativas sociales y laborales. Su papel va más allá de la supervisión; implica proteger los derechos de los trabajadores, promover condiciones laborales equitativas y colaborar en la prevención de riesgos laborales. La sociedad se beneficia cuando las leyes se cumplen, y la Inspección juega un papel fundamental en este proceso, asegurando que tanto empleadores como empleados cumplan con sus responsabilidades y contribuyan a un entorno laboral más saludable y productivo para todos.