¿Por qué menos dinero en tu nómina de Enero?

A medida que los trabajadores están recibiendo sus primeras nóminas de 2024, nos encontramos que muchos se sorprenden al observar una ligera reducción en sus ingresos mensuales. Este cambio se debe a la entrada en vigor del Mecanismo de Equidad Intergeneracional (MEI), una cotización adicional creada como parte de la última reforma de pensiones.

Si es tu caso, atento/a porque te vamos a contar qué es esto exactamente y cómo te influye:

 

¿Qué es el Mecanismo de Equidad Intergeneracional (MEI)?

El MEI es una contribución extra que se suma a la cotización por contingencias comunes, destinada a financiar el Fondo de Reserva o ‘hucha de las pensiones‘. Esta medida se implementó con el objetivo de hacer frente a los mayores esfuerzos que supondrán las jubilaciones de la generación del ‘baby boom’, es decir aquella nacida entre los años 1956 y 1964. La cotización, establecida en la Ley 21/2021 y diseñada para preservar el equilibrio entre generaciones, comenzó en 2023 con un 0,6% de la base de cotización.

💥  Podemos extraer 4 ideas fundamentales sobre el MEI:

      • Se trata de un mecanismo  que busca garantizar la justicia y equidad entre las generaciones actuales y futuras en términos de recursos y oportunidades.
      • Se centra en la distribución equitativa de cargas y beneficios a lo largo del tiempo, abordando desafíos como el cambio climático, la degradación ambiental y las deudas públicas.
      • Este mecanismo busca evitar que las decisiones actuales perjudiquen desproporcionadamente a las generaciones venideras y promueve la sostenibilidad a largo plazo.
      • Se basa en principios éticos y responsabilidad intergeneracional para asegurar que las políticas y acciones presentes consideren el impacto futuro, construyendo así una sociedad más equitativa y sostenible.

 

Incremento progresivo del MEI

El Real Decreto-ley 2/2023, de 16 de marzo, introdujo cambios significativos al MEI. Se estableció un aumento progresivo en las cotizaciones adicionales, alcanzando un 1,2% de la base de cotización para el año 2050. En 2024, las cotizaciones extra se sitúan en un 0,70% de la base de cotización, distribuidas en un 0,58% para la empresa y un 0,12% para el trabajador.

 

Impacto en las nóminas de enero de 2024

Para comprender el impacto en las nóminas, consideremos un ejemplo práctico: en una nómina de 2.000 euros mensuales, la empresa deberá aportar aproximadamente 11,6 euros adicionales, mientras que el trabajador verá una reducción de alrededor de 2,4 euros mensuales. Este escenario refleja la nueva realidad para los empleados que experimentarán cambios en sus ingresos debido al incremento del MEI.

 

¿Por qué menos salario en la nómina de enero de 2024?

Además del MEI, otros factores pueden contribuir a la disminución del salario en la nómina de enero de 2024. Uno de ellos es el reajuste en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). En este trabajo, las gestorías nos dedicamos a realizar ajustes al inicio de cada ejercicio fiscal para corregir posibles retenciones incorrectas del año anterior.

La consulta de los porcentajes retenidos en concepto de IRPF, desglosados en la nómina, puede revelar ajustes en esta área. En cualquier caso, se recomienda a los trabajadores interesados en comprender las modificaciones en sus nóminas que se comuniquen con el departamento de Recursos Humanos de la empresa o con la gestoría correspondiente.

 

➡️   ¿Quieres saber cómo podemos ayudarte? Pregúntanos

 

 

Perspectiva a futuro: Financiamiento y Retiro del ‘baby boom’

En última instancia, el Mecanismo de Equidad Intergeneracional (MEI), concebido como parte de la reforma encabezada por el ministro José Luis Escrivá, emerge como un componente vital para financiar el Fondo de Reserva y preparar a la Seguridad Social ante el inminente retiro masivo de la generación del ‘baby boom’. La ambiciosa meta de acumular 130.000 millones de euros a mitad de siglo se presenta como un respaldo financiero crucial en un contexto demográfico que proyecta un aumento significativo de pensionistas.

A pesar de que el MEI no conlleva mejoras directas en las prestaciones para los trabajadores y se etiqueta como ‘finalista’, su implementación busca fundamentalmente mantener la sostenibilidad del sistema de la Seguridad Social a largo plazo. No obstante, es crucial reconocer que la carga económica recae principalmente en los hombros de los trabajadores y las empresas. Esta contribución generará ingresos sustanciales para la Seguridad Social, destinados a ser utilizados a lo largo de las próximas décadas, particularmente en el periodo de mayor tensión financiera previsto para la década de 2040.

Así, el MEI no solo se erige como una medida financiera a corto plazo, sino como una estrategia a largo plazo para enfrentar los desafíos demográficos y económicos que se avecinan. Su implementación, aunque impone ciertos sacrificios en el presente, busca asegurar la estabilidad y la equidad en el sistema de pensiones, sentando las bases para un futuro más sólido y sostenible. En este complejo escenario, la colaboración entre todos los actores, desde los trabajadores hasta las empresas y el gobierno, se vuelve esencial para asegurar el bienestar de las generaciones venideras y la viabilidad del sistema de pensiones en España.